La Universidad de Stanford construye el cable eléctrico más fino del mundo

Compartelo

El cable eléctrico más  fino del mundo solo tiene tres átomos de grosor y está formado por unas partículas de diamante. Las moléculas que se unen para formar las fibras tienen un núcleo semiconductor de sulfuro de cobre rodeado de unos diminutos diamantes que sus creadores llaman diamantoides y que actúan como aislante. La técnica para crearlos se aprovecha de las denominadas fuerzas de van der Waals, que en este caso hacen que las moléculas de diamante se atraigan entre sí para formar cristales más grandes,  solo que en esta ocasión se unen por la parte de los átomos de sulfuro de cobre formando una diminuta tubería.

 


Compartelo
Sobre ROBOTechnics 81 Artículos
Robotica educativa y programacion

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*